Nuestros sitios
Compartir

Sí acude con tu médico

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Dic 2015
¡No esperes hasta el último minuto para ir con el doctor!
Sí acude con tu médico
Muchas veces los prejuicios y creencias culturales provocan que las personas afecten directamente su salud con la pretensión de cumplir “lo que se espera de ellos”.

No es poco frecuente que las personas se automediquen, aguanten un dolor en silencio o se convenzan a sí mismos de la ‘poca’ importancia que tiene un cuadro sintomático.

Esta especie de negación resulta a veces más marcada en los hombres, pues a menudo la responsabilidad de ser la cabeza de familia y el punto fuerte de esta, provoca que los hombres omitan cambios en su salud que les avisan que algo no está bien.

¿Por qué no nos gusta ir al Médico?

Según Maria Eugenia Limón Ponce, de la Secretaría de Salud en Chiapas, esto hace que el género masculino sea propenso al desarrollo de ciertas enfermedades o bien, a que los diagnósticos como el de Diabetes o enfermedad cardiaca no se realicen a tiempo.
Se renuencia a ir al Médico hasta que ya es peligrosamente necesario, lo que provoca que los diagnósticos de enfermedades importantes se realicen a veces cuando ya hay complicaciones derivadas, y esto no es privativo de la Diabetes, pues, como señala la especialista, es común que los hombres sufran infartos inesperados debido a que son ellos quienes consumen más cigarrillos, mientras que no acostumbran las revisiones de colesterol o presión arterial.

Se suma a lo anterior el que sean también hombres los que están más implicados en accidentes automovilísticos, cirrosis, enfermedad respiratoria y cerebrovascular, todo debido a el alto porcentaje de consumidores varones de bebidas alcohólicas.

Otro factor importante es el desarrollo del estrés derivado de las presiones laborales, por la misma razón que se mencionó antes de que es el hombre “el encargado de llevar el sustento a casa todos los días”.

Atención con los síntomas

Aun con lo anterior, es sabido que muchas mujeres comparten y en ocasiones son enteramente responsables tanto del sustento familiar, como de sostenimiento de la casa, pues salen a trabajar por las mañanas y las tardes, igualmente al regresar a casa realizan labores domésticas. No importa si eres hombre o mujer, aquí algunos síntomas a los que debes atender y no pasar por alto:

  • Sed excesiva y micción. Las visitas frecuentes al baño son causadas por un alto nivel de glucosa, lo que afecta negativamente a la capacidad de filtración de los riñones, se pierde el líquido del cuerpo y ello aumenta la sed.
  • Pérdida de peso y fatiga. Se debe a que no se absorbe la glucosa debidamente en el cuerpo, eso tiende a perder peso; igualmente al no haber un correcto metabolismo de la glucosa, no hay energía y eso provoca la fatiga.
  • Daño nervioso. Los niveles altos de glucosa dañan los nervios, sobretodo los del sistema nervioso periférico, que incluye los vasos sanguíneos y nervios de pene (disfunción eréctil).
  • Daño a los ojos. Visión borrosa, provocada por que el azúcar se acumula en la lente de ojo y  daño los vasos sanguíneos de la retina.

Otros síntomas generales son la boca seca, manchas en la piel, dolor de cabeza, hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las encías. Acude al Médico en cuanto notes algo fuera de lo normal, no esperes hasta que ya no soportes el dolor.