Nuestros sitios
Continúa leyendo:
5 Beneficios de tomar agua
Comparte
Compartir

¡Sin Sed!

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Abr 2016
El intenso calor de los últimos días hace que nuestro cuerpo demande más líquidos. Afortunadamente, además del agua, existen otros alimentos para calmar la sed […]
¡Sin Sed!

El intenso calor de los últimos días hace que nuestro cuerpo demande más líquidos. Afortunadamente, además del agua, existen otros alimentos para calmar la sed y es que cuando escuchamos la palabra “hidratación”, por lo regular viene a nuestra mente un vaso con agua pura, lo cual no agrada a muchas personas. Beber agua de sabores, lácteos o infusiones, así como la ingesta de frutas y verduras, son un ejemplo de las opciones para hidratar nuestro organismo.

¡Sin Sed!

Mantenernos hidratados es imprescindible, porque aproximadamente dos terceras partes de nuestro peso son agua, e importantes reacciones del metabolismo ocurren gracias a la presencia del vital líquido, como el transporte de nutrientes o la eliminación de toxinas. La temperatura, la lubricación de las articulaciones, la salud de la piel y el adecuado funcionamiento de la digestión también dependen del agua.

Te recomendamos este video

Es necesario considerar que normalmente perdemos agua a través de la orina, las heces, la transpiración y la respiración, y este gasto se incrementa cuando sudamos en exceso o sufrimos alguna enfermedad, como diarrea, vómito o fiebre.

sin-sed-1

PUBLICIDAD

Aunque por mucho tiempo se recomendó beber entre 6 y 8 vasos, entre 1.5 y 2 litros, de agua al día, los estudios más recientes han concluido que la demanda de líquidos depende del estilo de vida de las personas, por ejemplo, si son sedentarios o deportistas. También el clima tiene mucho que ver, pues con el calor se incrementa la necesidad de bebidas. Todo esto ha replanteado el concepto de la hidratación adecuada, dando cabida a otras formas en que podemos hacerlo aparte de consumir agua. Existen diversos alimentos que son ricos en líquidos y que además tienen un valor añadido al aportar energía, esencial en época de calor y si el nivel de actividad se incrementa.

Todo depende de ti

Las necesidades de agua, provenientes de bebidas o alimentos, dependen de múltiples factores, como la edad y el metabolismo de cada persona, las condiciones ambientales y el nivel de actividad. Por eso no se puede hablar de recomendaciones generales, sino adecuadas a cada situación. Es importante recordar que los hábitos también contribuirán a la hidratación. Revisa aquellos que contienen mayor cantidad de agua, toma en cuenta que al comerlos sentirás una mayor saciedad, lo que contribuye a que comas menos y bajes de peso con mayor facilidad.

Frutas:                                       Verduras                                       Otros

Toronja        92%                          Pepino               96%                         Lácteos                         90%

Sandía          92%                          Lechuga             96%                        Pescados                       80%

Fresas          92%                           Rábano              95%                        Mariscos                        70%

Melón          92%                           Apio                    95%                        Pollo                               69%

Uvas             92%                           Calabacitas       95%                         Carne molida (res)      64%

Naranja       87%                           Jitomate            94%                         Bistec                             73%

Piña             87%                            Espárrago         93%                         Huevo                             74%

Manzana    85%                            Coliflor               92%                         Gelatina                         70%

Ciruelas      82%                            Acelga                92%

sin-sed-2

Siempre Hidratado

Sigue estos consejos para mantenerte bien hidratado

-Conviene que tomes agua antes de tener sed. Cuando sientes sed, tu cuerpo ya perdió el 1% del líquido que necesitas para vivir y funcionar adecuadamente. De no reponerlo, comenzamos a experimentar fatiga, debilidad e incluso sensación de mareo.

-Puede parecer que estar sentado todo el día, en el trabajo, no ocasiona que tu cuerpo gaste agua; sin embargo, situaciones como el estrés o el nerviosismo alteran su funcionamiento y hacen que sufras mayores pérdidas. También lugares con aire acondicionado o calefacción, que resecan el ambiente, nos harán demandar más líquidos.

sin-sed-3

-Tomar alcohol aumenta la temperatura corporal y el riesgo de deshidratación. Además, puede tener un efecto diurético, es decir, hace que se expulsen más líquidos de los que se toman.

-Se recomienda beber agua a pequeños sorbos y a lo largo del día, en vez de hacerlo a grandes tragos rápidamente, ya que esto ocasiona que al poco tiempo se elimine a través de la orina, en lugar de asimilarla.

 

Fuentes: Aquilino García, miembro del Comité Científico del Observatorio de Hidratación y Salud de España; Rosario Torres.