Nuestros sitios
Compartir

¿Sufres de reflujo?

Por: Diabetes Juntos x ti 23 Ene 2014
Aguas con el sobrepeso
¿Sufres de reflujo?

¿Te ha ocurrido que después de comer tienes esa ardiente sensación de regurgitación recorriendo tu tracto digestivo quemándote el estómago hasta llegar a tu esófago? Si la respuesta es sí, entonces tenemos una noticia para ti: las agruras se están apropiando de tus días, pero no te preocupes, como ya lo sabes todo tiene solución y éstas no son la excepción.

¿Por qué tengo reflujo gastroesofágico?

El reflujo gastroesofágico, mejor conocido como agruras, es una enfermedad en el tubo digestivo común en las personas mayores de 50 años. Se presenta por una alteración anormal en el esfínter esofágico inferior, el cual sirve como una válvula que permite el paso de alimento del esófago al estómago, impidiendo que éste se regrese o se regurgite. Cuando esta válvula no puede cumplir su función por alguna causa, el alimento se regresa del estómago al esófago acompañado de jugos gástricos y bilis dañando sus paredes debido a la gran cantidad de ácido que se regresa, –esto es lo que te provoca sensación de dolor o quemazón–.

Se estima que el 40% de los adultos en nuestro país tienen síntomas de reflujo al menos una vez al mes, 20% una vez a la semana o diario y algunos factores con los que esta enfermedad se asocia son:

  • Obesidad.
  • Edad avanzada.
  • Historial familiar.
  • Factores genéticos.
  • Ayuno prolongado.
  • Consumo de alimentos grasos.
  • Alimentos picantes o muy condimentados.

Así como el uso de medicamentos que afectan el vaciamiento esofágico y gástrico.

La Dra. Alaina Castro, Gerente Médico de Elite Medical comenta que cuando los síntomas de la enfermedad se presentan dos o más veces a la semana, se considera que el problema se ha hecho crónico y se requiere de un tratamiento para disminuir los síntomas cuya elección por lo regular consiste en inhibidores de bomba de patrones cuya sustancia también beneficia a personas que sufren de úlceras duodenales, úlceras gástricas, esofagitis por reflujo y síndrome de Zollinger-Ellison.

Tratamiento adecuado

Como parte del tratamiento, la especialista recomienda evitar la automedicación y visitar al médico para hacer un diagnóstico certero y recibir el tratamiento adecuado; comer pequeñas y frecuentes cantidades de alimentos, evitar ingerir irritantes, alcohol, tabaco, refresco y comer dos horas antes de irte a la cama.

De no tratarse adecuadamente, el reflujo gastroesofágico puede provocar complicaciones importantes como:

  • Irritación crónica en la garganta.
  • Ronquera.
  • Tos.
  • Inflamación de los oídos.
  • Erosiones dentales.
  • Perforación gástrica
  • Hemorragia.

En casos graves, llega a ocasionar lesiones precancerígenas en el esófago o incluso cáncer, por lo tanto es importante tomar las medidas pertinentes que ayuden a prevenir complicaciones mayores.

Para aliviar el reflujo, también se sugieren medidas profilácticas como controlar el peso corporal y en caso de tener sobrepeso, disminuirlo.