Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Consecuencias del insomnio
Comparte
Compartir

Tipos de Insomnio

Por: Diabetes Juntos x ti 08 Dic 2015
El insomnio es un trastorno del sueño que se refiere a la incapacidad de iniciar, mantener o consolidar el sueño en un horario nocturno. Esto […]
Tipos de Insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño que se refiere a la incapacidad de iniciar, mantener o consolidar el sueño en un horario nocturno. Esto puede referirse a pasar toda la noche despierto, pero también a no tener un sueño reparador. Las consecuencias del insomnio pueden ir desde la somnolencia durante el día hasta problemas de atención y memoria. Este trastorno puede tener repercusiones en la salud, lo primero y más importante es reconocer qué tipo de insomnio se padece para saber cómo tratarlo.

Tipos de Insomnio

-Insomnio Agudo

Te recomendamos este video

Características: Se llama así cuando no se puede conciliar el sueño reparador en la mayoría de las noches de las últimas dos semanas. Este tipo de insomnio no requiere uso de fármacos o estudios, pues suele corregirse con una terapia conductual.

Tratamiento: Adopta horarios estables de sueño, evita la cafeína, nicotina, refrescos, chocolate y el ejercicio antes de descansar. También se recomienda limitar el uso de dispositivos electrónicos en la cama, justo antes de dormir, ya que su luz resulta estimulante y dificulta el descanso.

PUBLICIDAD

tipos-de-insomnio-1

-Insomnio Crónico

Características: Implica llevar más de una año sin dormir bien. La terapia conductual no es suficiente, pues actúa de una manera muy lenta y pueden tardar hasta dos semanas en surtir efecto.

Tratamiento: Se debe realizar un estudio del sueño o polisomnografía para descubrir el origen del padecimiento y descartar causas orgánicas. Se recomienda usar medicamentos no benzodiacepínicos durante un lapso corto, para no generar adicción ni tolerancia. Lo más recomendable es combinar el tratamiento con terapia conductual para que se pueda abandonar el fármaco sin problema.

Cambia tus hábitos

-Procura no tomar siestas: hacerlo origina un círculo vicioso, pues se llega a la cama sin sueño.

-Actívate: puedes hacer ejercicio y tomar café en las mañanas, pero evítalos después de las 6 pm.

-No te estreses: si se asocian pensamientos negativos con el sueño es mucho más difícil conciliarlo.

-No te quedes en la cama: pasar mucho tiempo en la cama como forma de compensar la falta de sueño es contraproducente. Es mejor respetar un horario fijo.

-No más de 20 minutos consecutivos: si estás bajo un episodio de insomnio agudo, después de 20 minutos sal de la cama y haz algo monótono, regresa e intenta dormir cuando te sientas nuevamente somnoliento.

 

Fuentes: Yoaly Arana Lechuga, Clínica de Trastornos de Sueño de la UAM Iztapalapa; Rosario Torres.