Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Todo está en la mente: emociones que impiden bajar de peso

Por: Diabetes Juntos x ti 22 May 2013
Lo que comes y lo que no haces influyen en tu peso corporal, pero también loas emociones.
Todo está en la mente: emociones que impiden bajar de peso

Comer demasiado y no hacer ejercicio son 2 de las causas principales del aumento de peso, aunque también intervienen otras como la herencia. Ahora, los expertos aseguran que detrás de la ganancia de kilos pueden existir ciertas emociones que deben combatirse si se desea perder peso.

De esta manera, tu Médico, además de darte las herramientas físicas para favorecer una pérdida de peso, debe canalizarte con un especialista que te realice una valoración mental para determinar qué situación, problema o emoción presentas que estén provocando esa ganancia de peso o que impide perderlo.

Te recomendamos este video

Y es que así como el cuerpo se nutre de lo que comemos, nuestra mente lo hace de pensamientos y emociones y si éstos son negativos es difícil que una persona pueda lograr una meta.

Parte fundamental para que una persona logre llegar y mantener su peso ideal, es el acompañamiento de un equipo multidisciplinario de especialistas a lo largo del proceso de pérdida de peso, entre los cuales se debe encontrar el psicólogo, quién es el encargado de ayudar a encontrar las razones emocionales que propiciaron la ganancia de peso o que impiden perderlo.

PUBLICIDAD

Tips para que tus emociones no interfieran:

  • Come contento. Evita comer enojado o triste, estos sentimientos provocan que, o comamos demasiado o muy poco.
  • Disfruta tu comida. Prepara alimentos saludables y antes de comer dile a tu cuerpo que todo lo que comerás es sano y no puede hacerte daño.
  • Come despacio. Hay que ingerir el siguiente bocado cuando ya se haya deglutido el que se tiene en la boca y éste se encuentre en el estómago.
  • Aprende a escuchar tu cuerpo. ¿En verdad tienes hambre o solo comerás por aburrimiento o costumbre?
  • Respeta tu momento de comida. Come sin televisión, radio, computadoras, música de tensión y sin hablar, debido a que estos distractores hacen que no se concientice cuánta comida se está ingiriendo y se comerá de más al no registrar saciedad.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas