Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¿Trabajas o vives en un “edificio enfermo”?

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Sep 2009
¿Sabías que casi todos los días respiras hongos almacenados en el aire acondicionado?
¿Trabajas o vives en un “edificio enfermo”?

oficina¿Cuántes veces has encendido el aire acondicionado de tu automóvil y éste expide olor a humedad? Muchas ¿no? La razón es el moho y los hongos que están creciendo en la unidad de aire acondicionado y que inevitablemente respiras casi a diario. El mismo fenómeno ocurre, pero a mayor escala, en los aires acondicionados para calor y frío instalados en los edificios.

Estos sistemas propician ambientes oscuros y húmedos, perfectos para el cultivo y la proliferación de bacterias y hongos que se asocian a malos olores y a la disminución de la eficiencia laboral. Además causan enfermedades y ausentismo. A esto se le conoce como Síndrome del Edificio Enfermo.

Te recomendamos este video

De acuerdo con la Agencia de Protección al Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), el término "Síndrome del Edificio Enfermo” se presenta cuando ocupantes de un mismo edificio experimentan problemas de salud cuyas causas están vinculadas al tiempo que permanecen en esos lugares cerrados y a la mala circulación del aire en los mismos.

Y el problema es que podemos estar expuestos a estas bacterias más de la mitad del día, ya que los principales lugares que se caracterizan por este problema son los cines, teatros, oficinas, hospitales, hoteles, restaurantes, escuelas, centros y locales comerciales, entre otros.

La causa del problema

Estos problemas se producen cuando un edificio es operado de manera incompatible con su diseño original o con los procedimientos de funcionamiento prescritos. Algunas veces los problemas del aire interior son consecuencia de un incorrecto diseño de la construcción o de las propias actividades de los ocupantes.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que los elementos de construcción pueden ser una fuente de contaminación del aire interior, los cuales pueden generar efectos sobre la salud y afectar el rendimiento de los que se encuentran dentro del inmueble. La falta de ventilación e higiene, aumentan el riesgo de enfermedades, las cuales pueden verse reforzadas por la calefacción y el sistema de aire acondicionado defectuoso.

¿Existe solución?

Para luchar contra este fenómeno, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos está financiando una investigación para saber si componentes con cobre pueden minimizar el crecimiento y propagación de bacterias que aparecen en los aires acondicionados, gracias a la propiedad bactericida del metal.

Asimismo, se lograría aumentar la eficiencia y prevenir la proliferación de infecciones y malos olores provocados por el moho La investigación compara la habilidad de los componentes de aire acondicionado de cobre contra los de aluminio, en cuanto a su capacidad para inhibir el crecimiento de bacterias y hongos en las unidades de aire acondicionado

Es importante saber que…

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) certificó al cobre como el primer metal bactericida en 2007, gracias a que demostró su actividad inhibitoria sobre los microorganismos en función de su concentración. Dependiendo del tipo de microorganismo, el cobre puede actuar como un agente bacteriostático, inhibiendo su multiplicación, o como una sustancia bactericida, es decir eliminando al microorganismo.

No encontramos notas relacionadas.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas