Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

Tratamiento contra tabaquismo

Escrito por:
Comparte la nota

El tabaquismo está relacionado con problemas serios de salud, en donde el cáncer de pulmón es la principal de sus consecuencias, dejando una mortalidad cercana a 60 mil personas al año.

Sin embargo especialistas de la Facultad de Medicina de la UNAM, aseguran que en México es posible enfrentar este problema, siempre y cuando los consumidores cooperen con su tratamiento y encuentren apoyo en la combinación de terapias y fármacos.

Guadalupe Ponciano Rodríguez, coordinadora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo, de la Facultad de Medicina, informó que el cáncer de pulmón, bronquios y tráquea confieren el 90 por ciento de fallecimientos totales de las personas que lo padecen y de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) del 2011, la prevalencia del tabaquismo es de 17.3 millones de mexicanos fumadores.

Según la ENA, en el periodo 2002 a 2011, en la población entre 12 y 65 años de edad, la prevalencia de consumo de tabaco disminuyó en los hombres; se incrementó en los jóvenes, principalmente mujeres entre 13 y 15 años de edad.

Nicotina en nuestro cerebro

Después de una inhalación profunda de tabaco, la nicotina tarda entre seis y ocho segundos en llegar al cerebro. Un fumador que consume una cajetilla al día, inhala alrededor de 200 veces el humo de tabaco, al año representan 73 mil “golpes”.

Tratamientos

Para dejar de fumar, no es suficiente el deseo de hacerlo, sino que también debe ir acompañado de tratamientos, administración de fármacos y terapias, pues quienes optan por dejar de fumar enfrentan capítulos del síndrome de abstinencia y algunas de las siguientes manifestaciones: ira, depresión, insomnio, irritabilidad, desaliento, ansiedad, dificultad en la concentración, inquietud, disminución de la frecuencia cardiaca, reducción de tensión arterial, aumento de apetito o peso.

Así como no existen dos fumadores iguales, tampoco se tiene un tratamiento único y efectivo para dejar el hábito. Se pueden administrar medicamentos capaces de reducir los signos y síntomas del síndrome de abstinencia, disminuir el “craving”,  es decir, los deseos incontrolables de fumar, maximizar el éxito inicial y minimizar las recaídas.

A través de los años se han probado muchos medicamentos, algunos con nulos resultados, pese a ello es importante consultar a un especialista que pueda ayudarnos a dejar el consumo del tabaco.

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10