Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Corazón artificial

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Oct 2009
Con la misma tecnología utilizada en los satélites y los aviones, una grupo de científicos franceses creó un corazón artificial que puede significar una esperanza para los enfermos del corazón.
Corazón artificial

corazonSabías que en el mundo existen 100 mil personas en espera de un corazón para salvar su vida? Desafortunadamente sin una cultura de la donación sólo 5 mil de ellos logrará obtener uno. Por ello, una grupo de científicos franceses se dio a la tarea de diseñar un corazón artificial que pueda satisfacer la demanda de este órgano.

Aunque desde hace tiempo se trabaja en el diseño de un dispositivo como éste, el nuevo corazón artificial imita las funciones del órgano original mucho mejor que sus antecesores. Esta nueva tecnología pretende ayudar á a sobrevivir a las personas sin necesidad de recibir el transplante del corazón de otra persona.

Te recomendamos este video

La búsqueda de un dispositivo de este tipo comenzó en 1982, cuando al dentista jubilado Barney Clark se le implantó, en vez de un corazón de un cadáver, una bomba hecha de plástico y metal llamada “Jarvik-7”, en honor a su inventor, Robert Jarvik.

El invento presentado en París solo ha sido probado en animales, pero sus creadores confían que sea un éxito, ya que se trata del primero capaz de determinar las necesidades del paciente y responder de acuerdo a las mismas.

PUBLICIDAD

El recubrimiento del corazón artificial está elaborado con materiales orgánicos, lo que reduce los problemas de rechazo. Además cuenta con sensores electrónicos y de un complejo sistema electromecánico que detecta la posición en la que se encuentra el paciente. También se adapta automáticamente a la frecuencia cardiaca y al flujo sanguíneo como un corazón natural. El costo de este corazón francés ronda los 192 mil dólares y una de las características que lo hacen tan especial es ha solucionado uno de las deficiencias más importantes que tenían sus predecesores: la imposibilidad de variar automáticamente la velocidad del bombeo de sangre.

El dispositivo francés se parece más a un corazón real, porque dispone de dos válvulas para transferir la sangre a los pulmones y al resto del cuerpo. Este corazón ha sido implantado en ovejas, durante lapsos de tres a seis meses, y los médicos franceses esperan hacer pruebas con seres humanos en los próximos dos años. Como decíamos, mientras que los corazones artificiales han sido utilizados para ganar tiempo mientras se consigue un órgano humano, se supone que este órgano artificial podría servir “para un plazo más largo”, proporcionándoles a millones de pacientes una mayor esperanza de vida.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas