Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Qué pasa al automedicarse?
Comparte
Compartir

Dolor y automedicación

Por: Erika Santiago 11 Jun 2014
No te automediques, pide ayuda a tu doctor
Dolor y automedicación

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dolor es una de las principales causas de consulta médica en el mundo. En México, cerca de 25 millones de personas que padecen algún dolor agudo o crónico, no acuden a consulta para saber con precisión su causa; en lugar de eso, se automedica. 

La gente se acostumbra a vivir con dolor, la mayoría de los pacientes que sufren molestias, lo toman como algo común, señalan los especialistas. Muchas veces se ignoran las dolencias sin saber que algunos casos asociados a ellas se deben a enfermedades oncológicas, lo cual se conoce como dolor crónico. Por ello, los Algólogos (especialistas en el tratamiento del dolor) recomiendan para una correcta valoración tomar en cuenta la variación temporal del dolor.

Dolor agudo y dolor crónico

Te recomendamos este video

La Dra. Celina Castañeda de la Lanza, Anestesióloga y especialista en medicina paliativa de la Clínica del Dolor del Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, precisa que “para conocer y definir al dolor, la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, identifica el dolor agudo como: una experiencia sensitiva y emocional desagradable, asociada a una lesión tisular (tejidos de los organismos) real o potencial y el crónico como sensación de malestar que dura más de seis meses y que no responde a las terapias convencionales para su control”.

De igual forma, se debe saber cómo clasificarlo; para ello, los Algólogos se basan en los criterios que ha distinguido la OMS: duración, patogenia, localización, curso, intensidad, factores de pronóstico del control y su farmacología.

Aprende a clasificar el dolor:

  • Dolor agudo: se caracteriza por tener una duración limitada, un ejemplo de ellos es el dolor musculoesquelético en relación a fracturas patológicas. De igual forma, se caracteriza por ser ilimitado en su duración y se acompaña de aspectos psicológicos. Este tipo de dolor es típico del paciente con cáncer.
  • Dolor neuropático: se origina por un estímulo directo del sistema nervioso central o por una lesión en las vías nerviosas periféricas. Se describe como un dolor punzante, quemante.

Estudio y tratamiento del dolor

PUBLICIDAD

La gente no acude a atenderse cuando sufre algún tipo de dolor, por tal motivo, recurren a la automedicación, sin considerar que el gasto realizado sólo ayuda temporalmente y pone en riesgo su salud. Entre los medicamentos empleados para combatir el dolor se encuentran: • Antiinflamatorios • Antirreumáticos • Analgésicos.

Sin embargo, no son las únicas soluciones, ya que la investigación farmacológica ha desarrollado un medicamento que combina ketorolaco más tramadol, una opción para tratar el dolor agudo de moderado a severo, de aquellos pacientes que llegan a sufrir algún padecimiento de tipo músculo-esquelético, tales como las fracturas y esguinces.

“La combinación de ketorolaco con tramadol está indicada para el dolor neuropático, el músculo esquelético –como es el caso del dolor presente en esguinces y fracturas– la cefalea y migraña, el dolor postoperatorio y el dolor renal, entre otros”, puntualizó la doctora Castañeda.

Sin embargo, hay que resaltar que no se debe optar por la automedicación. Lo mejor es que si se presenta un dolor que no disminuye durante el día, se acuda con el Médico.