Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Cómo saber si tengo Diabetes?
Comparte
Compartir

Tratamiento

El ABC del control de la Diabetes

Por: Hercilia Ortiz 21 Ene 2014
Conoce una fórmula para poder llevar un buen control
El ABC del control de la Diabetes

Si bien una de las formas más sensatas de conocer cómo anda el control de la Diabetes es conociendo los niveles de glucosa en sangre, éste no debe ser el único indicador, pues si sólo tomamos en cuenta este aspecto, nos olvidamos de otras piezas importantes del control. Para obtener un cuadro realista, según el National Diabetes Education Program (Programa Nacional de Educación sobre Diabetes) es necesario utilizar un herramienta que ellos llaman el A-B-C.

  • A- A1C (control de glucosa en sangre).
  • B- Buen control de la presión arterial.
  • C- Colesterol y otros lípidos.

Desglozaremos cada uno de estos puntos:

  • A. La prueba A1C es un examen que no puedes dejar de hacerte si padeces Diabetes, pues mide el nivel promedio de azúcar en sangre en los últimos tres meses. Esta prueba se debe realizar cada tres meses y según los expertos el resultado debe ser menor de 7 o 6.5%. Un resultado mayor a estas cifras te pone en riesgo de complicaciones derivadas de la Diabetes.
  • B. Un buen control de las cifras de presión arterial es tan importante como el control de la glucosa. Las complicaciones de la Diabetes como las de riñón, corazón, ojos, nervios y circulación se agravan si se tiene la presión alta. Esto se debe a que a una presión mayor hace que la sangre circule con demasiada fuerza, tanta que puede afectar los vaso sanguíneos y hacer trabajar de más al corazón. También tiene como consecuencia que las arterias se endurezcan y causen problemas cardiovasculares, los cuales constituyen la primera causa de muerte por Diabetes. Mantener la presión arterial en cifras normales reduce 24% las probabilidades de sufrir una complicación de la Diabetes.
  • C. El colesterol tiene mala fama, lo cierto es que juega un papel muy importante en el cuerpo: sirve pata producir vitamina D, hormonas y ácidos biliares, claro, nos referimos al denominado colesterol “bueno” el “malo”, aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas. Por ello es vital tener cifras bajas de colesterol malo y cifras altas de colesterol bueno. Esto lo puedes lograr con una alimentación saludable y haciendo ejercicio.

Te recomendamos este video

PUBLICIDAD