Nuestros sitios
Compartir

¿Cómo evitar la hipertrofia insulínica?

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Ago 2017
Aunque esto puede parecer una ventaja porque la piel donde te inyectas pierde sensibilidad, en realidad, es una desventaja ya que impide que la insulina […]
¿Cómo evitar la hipertrofia insulínica?

Aunque esto puede parecer una ventaja porque la piel donde te inyectas pierde sensibilidad, en realidad, es una desventaja ya que impide que la insulina se absorba bien. Por ello aquí te decimos cómo evitar la hipertrofia insulínica.

¿Cómo evitar la hipertrofia insulínica?

Rotar los sitios de inyección

Es la manera más sencilla para evitar el engrosamiento o bolitas en la piel.

Se recomienda que con cada tiempo de comida se elija un sitio distinto y se cambie la zona, aplicando la inyección a dos dedos de distancia de la anterior.

Elegir bien los sitios de inyección

Las áreas donde hay mucho tejido graso son las mejores: el abdomen, la parte externa de la muslos o la parte alta de los glúteos.

Tomar en cuenta el tamaño de la aguja

En jeringas largas, por ejemplo, de 8 ml, al introducir la aguja, ésta puede llegar al tejido muscular. Para evitarlo, se aconseja hacer una pinza con los dedos índice y pulgar, e inyectar sobre esa piel.

Descansar la zona engrosada

Comenta a tu especialista sobre la condición de tu piel, pero lo ideal es no aplicar en esta área hasta que desaparezca. Es reversible.

Aprender a inyectarse

Puedes consultar con tu Médico sobre la técnica de inyección y el tipo de aguja que utilizas para confirmar que sean las adecuadas.

Fuente: Beatriz Ríos, Subdirectora de Proyectos especiales de la Asociación Mexicana de Diabetes.

También lee: 

Aplicación de insulina con pluma

Te recomendamos este video

8 consejos para inyectarse insulina