Las mentiras más comunes del paciente

La mayoría recurrimos a ellas para ocultar la falta de compromiso con nuestro cuerpo, con nosotros mismos.