Nuestros sitios
Continúa leyendo:
4 acciones para evitar lesiones
Comparte
Compartir

Lesiones bien atendidas

Por: Diabetes Juntos x ti 27 Abr 2016
La práctica regular de algún deporte trae muchos beneficios a la salud; sin embargo, como consecuencia de un accidente o de alguna práctica inadecuada durante […]
Lesiones bien atendidas

La práctica regular de algún deporte trae muchos beneficios a la salud; sin embargo, como consecuencia de un accidente o de alguna práctica inadecuada durante el entrenamiento, también se corre el riesgo de sufrir alguna lesión en un tejido óseo, muscular, tendinoso o de vísceras. Aunque ejercitar el cuerpo sin duda mejora tu calidad de vida y salud, si durante la práctica sientes alguna molestia, debes parar. No minimices ningún síntoma y sigue rigurosamente las indicaciones de un especialista.

Lesiones bien atendidas

De acuerdo con Héctor Martínez, Subdirector Médico de Atención Integral al Deportista de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), las lesiones son clasificadas según diversos indicadores y características. Una de estas clasificaciones se basa en el origen: lesiones de tipo traumático provocadas por algún golpe súbito o lesiones por sobreuso, generadas a partir de la utilización incisiva de algún tejido por la repetición del ejercicio.

Te recomendamos este video

Es indispensable acudir con un especialista para recibir un diagnóstico adecuado, ya que un mal diagnóstico hace que un deportista pierda el avance en su entrenamiento y puede agravar la lesión. De ahí la importancia de tener una valoración adecuada ante cualquier molestia, en vez de ignorar el dolor.

Tratamiento

Esguince:

Conocido como torcedura, es el daño a los ligamentos de una articulación. Puede tratarse de sólo un estiramiento forzado (esguince de primer grado), ruptura de algunos tejidos (esguince de segundo grado) o de todos (esguince de tercer grado). Se presenta en el tobillo, codo, rodilla y dedos de las manos con mayor frecuencia.

PUBLICIDAD

lesiones-bien-atendidas-1

-Cómo tratarlo

Debe valorarse el grado de ruptura del ligamento por medio de radiografías, resonancia magnética o ultrasonido. Además, se tiene que inmovilizar, aplicar hielo, poner un vendaje compresivo y elevar la articulación.

-Tiempo de reposo

Los esguinces de primer y segundo grado requieren de 3 a 5 semanas de descanso, las lesiones más graves pueden necesitar incluso cirugía y mayor tiempo de inactividad.

Luxación:

Se trata del desplazamiento de los huesos de una articulación. Se presenta cuando más del 70% de la articulación se zafa, y aunque puede regresar a su sitio, ya dañó ligamentos y la cápsula. Incluso puede afectar nervios, venas, músculo o acompañarse de fracturas.

lesiones-bien-atendidas-2

-Cómo tratarla

Inmovilizar, aplicar hielo, un vendaje compresivo y elevar la articulación es la atención que se debe dar en un inicio. Después, se deberá realizar una radiografía, ultrasonido o resonancia magnética para diagnosticar la gravedad de la dislocación.

-Tiempo de reposo

Mínimo de 6 a 12 semanas, pero si hay daños mayores, el periodo de inactividad se puede extender.

Fractura:

Definida como la pérdida de la continuidad ósea. Esta lesión puede clasificarse como expuesta o interna, según se encuentre fuera o dentro de la piel. También puede categorizarse por el tipo de trazo que siguió la fractura. Llega a complicarse cuando los fragmentos del hueso dañan algún órgano.

lesiones-bien-atendidas-3

-Cómo tratarla

dado que existen fracturas que pueden confundirse con otro tipo de lesión, la inmovilización siempre es el mejor tratamiento. Luego de una resonancia magnética, radiografía o gamagrafía, se conoce con precisión su gravedad y se coloca el aparato inmovilizador más conveniente. En algunos casos, la cirugía es la mejor opción.

-Tiempo de reposo

Tendrán que ser seis semanas como mínimo.

Rehabilitación

Este proceso es crucial en la cicatrización de cualquier lesión, ya que está encaminado a estimular la fuerza, habilidad, flexión, extensión y sensibilidad de la parte del cuerpo lastimada.

Además, la rehabilitación estará basada en ejercicios y manipulaciones que aliviarán el dolor y te mantendrán en forma mientras te recuperas; esta terapia debe realizarla un Fisioterapeuta. Recuerda que sólo cuando se concluye esta etapa de estimulación se puede reanudar la actividad física de forma segura.

 

Fuentes: Dr. Héctor Martínez, Subdirector Médico de Atención Integral al Deportista de la CONADE; Manual para el entrenador, de CONADE; Gabriela Carrasco Viveros.