Nuestros sitios
Compartir

Mitos sobre la insulina

Por: Diabetes Juntos x ti 14 Ene 2016
Te damos respuesta a los mitos más comunes
Mitos sobre la insulina

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que la insulina puede causar daño o que la utilizan las personas que están muy graves? Esto es completamente falso. La insulina es de vital importancia para el buen funcionamiento de nuestro organismo; todos la necesitamos para poder sobrevivir.

“La insulina es una hormona que nuestro cuerpo produce de manera natural desde antes de nuestro nacimiento por medio del páncreas. Su función es permitir la entrada de energía en forma de azúcar o glucosa a nuestras células”, señala la Lic. Ana Maria Ruiz, educadora en Diabetes Certificada. Lamentablemente, explica, “existen muchos mitos alrededor de la insulina inyectada, lo que provoca que los pacientes con Diabetes no se favorezcan con este tratamiento a tiempo y prolonguen demasiado tiempo el uso de fármacos orales, aún cuando ya no tengan el efecto deseado”.

Mitos sobre la insulina:

  • La insulina puede provocar ceguera

    Te recomendamos este video

     “Esto es completamente Falso”, asegura la especialista, “los problemas visuales se deben a que se han mantenido por mucho tiempo niveles altos de glucosa en sangre y no por el tratamiento”.

  • La inyección de insulina duele mucho

    “Es necesario aclarar que la insulina se aplica con una jeringa especial que tiene una aguja muy corta y delgada lo que disminuye el dolor en la penetración. El dolor se puede intensificar por el uso de las mismas agujas, por lo que siempre recomendamos a los pacientes que utilicen sólo una vez sus jeringas y agujas para pluma”.

  • La insulina humana se elabora del páncreas de un donador

    PUBLICIDAD

    Falso. “La insulina humana se produce mediante ingeniería genética en un laboratorio por medio de bacterias o de levadura. Se le denomina humana ya que es idéntica a la que produce nuestro páncreas”.

  • Usar insulina significa que la Diabetes ha empeorado

    Muchas veces la enfermedad se sale de control y es necesario inyectar insulina para evitar complicaciones. Esto no quiere decir que se haya empeorado, simple y sencillamente se requiere otro tratamiento”.

La insulina y la Diabetes

En las personas con Diabetes, la insulina no se produce de manera adecuada o la que se produce es de mala calidad y no se lleva a cabo correctamente la entrada de glucosa a las células; es por esto que la glucosa se queda circulando en el torrente sanguíneo, es decir, se elevan los niveles de azúcar en la sangre más allá de lo normal (más de 100 mg/dL).

Al tener los niveles de azúcar en sangre elevados por mucho tiempo, los diferentes órganos y tejidos sufren daños, como puede ser en los ojos, riñones, corazón o nervios, principalmente. Estas complicaciones de la Diabetes podrían evitarse, o al menos retrasarse, con un buen control de los niveles de la glucosa en sangre, que se logra a través de diferentes herramientas terapéuticas, como son los fármacos orales que tienen un efecto limitado y la insulina cuyo efecto es ilimitado.

LEE MÁS CONTENIDO