Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Sexo, pudor y diabetes
Comparte
Compartir

Tratamiento para la disfunción eréctil

Por: Diabetes Juntos x ti 23 May 2013
Muchos pacientes con Diabetes desarrollan disfunción eréctil como una complicación, afortunadamente existen tratamientos.
Tratamiento para la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria. En general cualquier hombre podría padecerla, pero aquellos que viven con Diabetes tienen 3 veces más posibilidades de experimentarla.

Si tienes Diabetes y se presenta el problema, es necesario que acudas con tu Médico para una valoración y así establecer con certeza las causas del problema. Es decir, determinar en qué medida se trata de problemas neurológicos (en ese caso, muy posiblemente asociados a otros de la misma esfera), vasculares o combinados.

Tratamientos para la disfunción eréctil

  • Dispositivos de vacío. Se trata de dispositivos que se colocan sobre el pene y luego se practica una maniobra de vacío. Esto lleva a que la sangre fluya dentro del órgano y provoque la erección necesaria. Un anillo elástico colocado en la base del órgano asegura que la erección se mantenga, incluso luego de retirar el dispositivo.
  • Cirugía. No nos referimos particularmente a la cirugía para vasos sanguíneos, como la que se practica a individuos que han sufrido lesiones en el pene, porque no suele resultar de demasiada utilidad en el paciente con Diabetes. Los implantes penianos, ya sea en forma de dispositivos que mantienen una guía rígida del órgano o como implantes que son insuflados en el momento deseado, han sido empleados durante varios años con resultados favorables.
  • Terapia transuretral y de inyección. Consiste en inyectarse medicamentos en el tejido eréctil, para relajar los músculos lisos del pene y permitir que pueda tener lugar la erección. Está indicada sólo en algunos casos. Las reacciones adversas son generalmente menores, pero pueden incluir erecciones prolongadas y dolorosas. Una alternativa a las inyecciones es un dispositivo de plástico para aplicar estos medicamentos a través de la uretra. Aunque más seguras y menos costosas que los tratamientos quirúrgicos, estas terapias tienen una tasa alta de abandonos, ya que la pérdida de espontaneidad hace perder interés en el procedimiento.
  • Medicamentos orales. Los métodos actuales son la terapia con medicamentos que mejoran el flujo en el pene facilitando su erección.

Te recomendamos este video