Bienestar y Salud Nutrición
Estás leyendo:
Prevención ¿Qué pasa al automedicarse?
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Prevención

¿Qué pasa al automedicarse?

Cuando nos enfermamos, echamos un ojo al botiquín para tomar alguna medicina que pudiera hacernos sentir mejor al momento; sin embargo, pocas veces reflexionamos respecto […]
Escrito por: Diabetes Juntos x ti
¿Qué pasa al automedicarse?

Cuando nos enfermamos, echamos un ojo al botiquín para tomar alguna medicina que pudiera hacernos sentir mejor al momento; sin embargo, pocas veces reflexionamos respecto a que esta acción podría causarnos complicaciones o disfrazar síntomas para un diagnóstico adecuado.

Tomar cualquier medicamento por iniciativa propia es automedicarse, todo lo contrario a recibir atención de un médico certificado que supervise e intervenga en el tratamiento que nos receta. Aunque podría parecer una práctica inofensiva, en realidad conlleva muchos riesgos, entre los que se encuentran: 

Adicciones.

Algunos medicamentos son tan potentes, que el cuerpo o cerebro desarrollan dependencia a su fórmula. Por ello, es imprescindible que un experto en salud controle y supervise su administración sin llegar a escenarios no deseados.

Alergias.

Por más que una fórmula le haya caído bien a alguna amistad o familiar, podría ser que nuestro sistema inmunológico la rechace y cree alguna alergia.

Cabe mencionar que todos los medicamentos, incluso los de venta libre, pueden causar alergias; la diferencia es que al recibir un diagnóstico médico, la dosis estará personalizada para evitar efectos secundarios y en caso de que ocurra, tendremos a quién acudir de forma oportuna para tener la guía apropiada.

Algunos síntomas de alergias son erupciones en la piel, falta de aire, fiebre, hinchazón, ojos llorosos y sobreproducción de mucosa nasal.

Reacciones adversas.

Mientras que en la visita a nuestro doctor, nos preguntaría si estamos consumiendo algún otro medicamento, al decidir deliberadamente el fármaco que vamos a tomar nos ponemos bajo el riesgo de sufrir sobredosis por toxicidad a alguna fórmula. Este suceso es responsable del 3 al 7% de ingresos hospitalarios en Estados Unidos, que de no ser tratadas a tiempo, podrían causar complicaciones graves. 

Caducidad.

No nos engañemos, puede que el botiquín esté lleno pero usualmente no revisamos la caducidad de cada medicamento. Por si fuera poco, algunas fórmulas son sensibles a la luz o la temperatura, del mismo modo que las gotas comienzan a perder su efecto una vez abiertas. No demerites el revisar de forma constante lo que tienes y consúmelo sólo bajo prescripción médica.

Contrata tú membresía
Antes de continuar checa todos los beneficios que nuestra MEMBRESÍA PREMIUM tiene para ti
Tarjeta de descuentos Línea de ayuda 24/7 Consulta médica por videollamada Talleres con especialistas 10 Revistas al año y 2 especiales Para disfrutar de este contenido
Da click AQUÍ
Redirigiendo en 10