Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Cómo crear nuevos hábitos?
Comparte
Compartir

10 costumbres que te hacen engordar

Por: Mujer de 10 04 Ene 2017
Hay malos hábitos que no considerabas malos y que también están afectando tu salud. A continuación te dejamos 10 cosas que probablemente consideras normales y […]
10 costumbres que te hacen engordar

Hay malos hábitos que no considerabas malos y que también están afectando tu salud.

A continuación te dejamos 10 cosas que probablemente consideras normales y que tal vez sean la razón por la cuál no puedes bajar de peso. Toma nota cámbialos cuanto antes sea posible. 

10 costumbres que te hacen engordar

1. Comer mientras ves la tele

Te recomendamos este video

Cuando estás viendo tele, normalmente no te concentras en nada más de lo que estás haciendo, y eso incluye comer.

Investigadores de la Universidad de Birmingham descubrieron que las personas que están distraídas mientras comen, comen más chatarra después ya que algunos ni siguiera se acuerdan de lo que comieron.

Las estadísticas también demostraron que comes de 5 a 10 veces más cuando ves tele.

2. Darles mordidas grandes a la comida

Comer rápido es malo, pero dar mordidas grandes a la comida afecta de la misma forma.

Un estudio de The American Journal of Clinical Nutrition, descubrió que las personas que dan mordidas más grandes, consumen 52% más calorías que los que dan mordidas más pequeñas y mastican la comida más tiempo.

Haz lo siguiente: corta tu comida en trozos pequeños y utiliza un cubierto más pequeño de lo normal. Tardarás más en comer lo que hará que te sientas más satisfecha.

3. Enojarte

Así que bájale a tu mal genio. Cuando estás enojada, tu organismo segrega adrenalina y cortisol lo que hace que el cuerpo se inflame y no pueda liberar energía. Paso siguiente: tu cuerpo no adelgaza.

4. Dormir mucho o muy poco

Según estudios de Wake Forest, las personas que hacen dieta pero duermen 5 horas o menos, tienden a tener más grasa abdominal que aquellas que duermen más de 8 horas. busca un promedio entre 6 y 8 horas de sueño diario para lograr un peso óptimo.

5.  Tomar agua en botellas de plástico

Sabes lo importante que es estar hidratada constantemente, por lo cual no puedes vivir sin tener una botella de agua a la mano, pero te recomiendo seriamente considerar cambiar esa botella por una de vidrio. el Bisfenol A puede tener un impacto negativo en la fertilidad de tu cuerpo, tanto en hombres como en mujeres, y se relacionado con temas de obesidad.

6. La temperatura de tu cuarto

Si estás intentando bajar de peso, te recomiendo también bajar la temperatura de tu cuarto. Una habitación cálida puede contribuir a que tu peso aumente. Cuando tu cuerpo está frío tiembla, ocasionando que los músculos se contraigan y generen más calor, lo cual ocasiona la quema de calorías.

7. Evitas comer grasa

Todos sabemos que comer grasa aumenta el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular, aumentar de peso o de tener un infarto, así que eres suficientemente inteligente y los eliminas por completo de tus dietas. pero no todas las grasas son malas, comer grasas naturales como nueces, aguacates y semillas realmente pueden ayudarte a mantener un peso saludable y a bajar de peso.  Las grasas no sólo te ayudarán a absorber más vitaminas de tus dietas, si no que también te harán sentir más satisfecha.

8. Pesarte en horas distintas

Revisar tu peso diario te obliga a ponerte metas para bajar de peso y hace más difícil que tu mente engañe a tu cuerpo al momento de hacer una dieta, pero el peso de tu cuerpo cambia muchas veces a lo largo del día, así que debes de pesarte siempre a la misma hora para hacer una comparación real (yo te recomiendo hacerlo por las mañanas). Si te pesas en las tardes y de pronto te pesas en la mañana, tu peso será mucho menor y estarás engañando a tu mente acerca del peso verdadero con el que te estás comparando. ¡No hagas trampa!

9.  Tomar bebidas frutales

¿se te antoja un frappuccino de fresa para seguir con la dieta? ¡Aguas! La mayoría de los restaurantes han quitado los ingredientes naturales de estas bebidas y las han sustituido por jarabes que contienen muchísima azúcar.

10. Comer cuando tienes problemas emocionales

Un estudio de la Universidad de Alabama descubrió que comer bajo estrés sólo aumenta la cantidad de alimentos que consumes al día sin darte cuenta. Te recomiendo que si te sientes triste o estresada, mastiques un chicle, tomes agua o salgas a caminar para liberar energía y así evitar incluir la comida en esos momentos.

Interesantes ¿no lo crees?, pero ¡no te angusties!
Puedes leer también:

6 hábitos infalibles para que tu cuerpo queme más grasa