Nuestros sitios
Compartir

5 cosas que hacen las personas delgadas

Por: Mujer de 10 09 Feb 2017
Aquí está el secreto de las personas esbeltas, conoce 5 cosas que hacen las personas delgadas para mantenerse así. 5 cosas que hacen las personas […]
5 cosas que hacen las personas delgadas

Aquí está el secreto de las personas esbeltas, conoce 5 cosas que hacen las personas delgadas para mantenerse así.

5 cosas que hacen las personas delgadas

1.- Los flacos viven a base de ensaladas, ¿es verdad?

Ésa es una creencia común, pero es errónea. De hecho, paradójicamente, ésta es la causa principal por la que la gente padece sobrepeso. Una persona es delgada porque come lo suficiente, manteniendo su metabolismo activo.

Te recomendamos este video

Quienes se someten a dietas constantes entran en ciclos de hambruna e ingesta excesiva, sin saber que están descompensando su organismo de varias formas; por ejemplo, si reduces durante largo tiempo las calorías que ingieres, llega un momento en el que es imposible sostenerte más y por simple instinto de supervivencia, vas a compensar ese déficit de nutrientes con una sobre ingesta de alimentos por un tiempo más o menos prolongado.

Y si entras en este ciclo, puedes ganar incluso más peso del que perdiste antes. Luego te vas a poner a dieta otra vez, y el ciclo comienza. Es justamente este círculo el que más daño hace.

Además, el estado de inanición constante al que sometes al cuerpo al hacer dietas extremas, incentiva que reserves las pocas calorías que consumes en las células grasas del tejido adiposo.

Por consiguiente, los alimentos que ingieras tenderán a almacenarse como grasa en vez de utilizarse como energía, lo que se traduce justamente en esta idea del “metabolismo lento”.

Por eso, es poco probable que un flaco no coma. Al revés, sí lo hace, pero lo más seguro es que escoja alimentos altos en nutrientes y bajos en calorías, o que cuide el tamaño de las porciones.

2.- Los delgados no tienen miedo de sentir hambre

Pueden reconocer cuando ésta surge, y no les afecta sentirla. Por el contrario, las personas que luchan con el sobrepeso tienden a preocuparse de que su hambre incremente más y más hasta que no puedan tolerarla. Y por eso piensan tanto en comida.

La clave está en comer de todo, con moderación, sin obsesionarse.

Analiza los hábitos de tu amiga, la flaca, y detecta cómo se relaciona con los alimentos, qué come, a qué hora, cuánto… Descubrirás que limitarte tanto y pensar 24/7 en las calorías que ingeriste podría ser la causa de tu sobrepeso.

3.- Hacen ejercicio

Las personas esbeltas quizá realicen algunas sesiones de ejercicio semanales, pero, probablemente, lo que más influye en su peso es que llevan un estilo de vida activo en su día a día.

Esto genera una serie de beneficios, entre ellos un incremento en el gasto energético y menor tiempo para darse un atracón de comida surgido del aburrimiento, la depresión o el antojo.

Si estás ocupado, activo, en movimiento, ¿por qué querrías detenerte a comer si, además, no tienes hambre?

Por eso, mantenernos activos durante gran parte del día, aunque no sea precisamente en actividades deportivas, aumenta la utilización de la energía que obtenemos de los alimentos, lo cual propicia que adelgacemos o que mantengamos el peso.

Además, es importante seguir una rutina de ejercicios, pero también es muy útil estar en movimiento durante todo el día, en varios lapsos. Parecería que no, pero subir las escaleras en vez de usar el elevador, caminar o ir de un lado a otro pueden hacer la diferencia en la talla.

La actividad física con el objetivo de adelgazar o mantenerse en cierto peso sirve únicamente si está bien dirigida, si se contemplan días de descanso y si se trabaja de forma óptima por un tiempo prudente. Matarse haciendo ejercicio, lo único que ocasiona es un cuerpo sin músculo, desgastado y lesionado

4.- Tiene buenos pensamientos

Si estás batallando con tu peso, lo principal es examinar el pensamiento y encontrar la conexión entre las emociones, los sentimientos, los pensamientos y el comportamiento, porque unas influyen en las otras de forma importante.

Supongamos que estás enojada, ¿qué vas a hacer? Si tienes una tendencia a calmar tu ira con comida, lo más seguro es que corras a comer un pastel. Por eso, es vital que aprendas a transformar o controlar ese enojo antes de que influya en tu acto.

5.- Tiene una buena relación con la comida 

Cuando una mujer delgada se sienta a la mesa -no todas, ¡claro!-, lo más seguro es que tome sus decisiones de alimentación basada en cuestiones de nutrición y salud, más que en si el alimento es delicioso, engordador o tentador.

¿Cómo hacerlo tú? Por ejemplo, si tienes opción de comer una lasaña rellena de verduras o una con carne, toma tu decisión pensando en cuál te nutre más, cuál necesitas en ese momento según te lo pida el cuerpo, qué grupos nutrimentales no has cubierto en tus alimentos de ese día…

No pienses en engordar, sino en las bondades hacia tu salud. Descubrirás que así tomarás mejores decisiones para tu cuerpo y, además, éstas (curiosamente) adelgazan. Comienza a ver la comida como alimento, como el combustible de tu cuerpo y no solo como un premio, un castigo o algo para llenarte o saciarte. 

Estas son las cosas que hacen las mujeres delgadas para ser delgadas, ¿se te ocurre otra?

También lee: 

Claves para tener un cuerpo fit

Lo que debes hacer para perder peso según tu tipo de cuerpo

NOTAS RELACIONADAS