Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Higiene dental en el embarazo
Comparte
Compartir

6 razones para presentar mal aliento

Por: Hercilia Ortiz 28 Oct 2015
¿No tienes un aliento fresco? A continuación te decimos 6 razones para presentar mal aliento.
6 razones para presentar mal aliento

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que seis de cada 10 personas ha sufrido alguna vez de mal aliento, 90% de los casos están relacionados con padecimientos bucales, y el 10% restante con enfermedades digestivas o respiratorias. Diana Contreras, Cirujano Dentista, nos describió las 6 razones para presentar mal aliento:

6 razones para presentar mal aliento

1. Mala higiene

Una higiene deficiente ocasiona que los restos de comida se acumulen en las paredes del diente y, al descomponerse, emitan gases y ácidos que producen el mal aliento.

2. Caries

Te recomendamos este video

Es un proceso infeccioso multifactorial que afecta al diente; se caracteriza por la presencia de bacterias, cuyo número se eleva cuando hay restos de alimento y causa la halitosis.

3. Enfermedades de las encías

Las bacterias que provocan padecimientos como la gingivitis, infección e inflamación de las encías o la periodontitis, en la cual se afecta el soporte del diente, también causan mal aliento.

PUBLICIDAD

razones para presentar mal aliento

También puede interesarte: 4 herramientas para cuidar tus dientes de la Diabetes.

4. Disminución de saliva (xerostomía)

La saliva tiene un papel muy importante en la salud bucal pues, junto con la lengua, permite la autolimpieza del área. Si existe poca saliva, disminuye su efecto. Normalmente, durante la noche se produce una menor cantidad de saliva, a ello debemos el mal aliento matutino. Algunas enfermedades que implican la afección de las glándulas salivales pueden contribuir a la disminución de la saliva y, con ello, al mal aliento.

5. Absceso periodóntico

Cuando la caries entra a lo largo del diente, pasa por el conducto (canales diminutos del diente) y se aloja en el ápice, la parte más profunda del diente, se forma un absceso, es decir, una infección que provoca pus y dolor intenso. Además, al haber bacterias, producto del absceso, se presenta mal olor.

6. Diente impactado

El término se refiere a dientes que no salen por completo. Cabe la posibilidad de que produzcan halitosis, por ejemplo, cuando los terceros molares no erupcionan totalmente y la encía forma una especie de tapa en la que se acumula el alimento. Esto puede generar, además de mal aliento, inflamación o sangrado.

¿Quieres saber más? Lee: 5 consejos para cuidar tu boca cuando tienes Diabetes.