Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Cómo se adquiere la Diabetes?
Comparte
Compartir

¡A dormir la siesta!

Por: Diabetes Juntos x ti 02 Feb 2016
Conoce los beneficios de hacerlo.
¡A dormir la siesta!

Dormir es uno de los mejores placeres de la vida, pero ¿sabes cuáles son las ventajas de hacerlo por las tardes? Si aún no lo sabes, aquí te decimos por qué dormir una siesta es tan importante para tu salud.

Beneficios de dormir la siesta

Disminuye tus niveles de estrés

Cuando duermes una pequeña siesta, tus niveles de estrés disminuyen, por ello es importante tomar un descanso que te ayude a reducir las tensiones del trabajo, te haga sentir más fresco, renovado y con más concentración.

Estados de alerta y productividad

Si has tenido una mala noche o tienes el tiempo para dormir un poco por la tarde, no dudes en dormir un rato, pues esto te dotará de mucha energía.

Corazón sano

De acuerdo con los investigadores, tomar una siesta a mediodía también puede reducir el riesgo de muerte por enfermedades del corazón, especialmente en hombres jóvenes y sanos.

Aumento del funcionamiento cognitivo

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Nasa, una siesta de 30 minutos aumenta las facultades cognitivas aproximadamente un 40%.

Con ganas de ejercitarte

Dormir la siesta provoca mayores ganas de hacer deporte. Un cuerpo descansado, garantiza ejercicio más eficaz.

Mejora tu creatividad

Cuando descansas tienes mayores posibilidades de crear cosas nuevas debido a que tu imaginación se encuentra más despejada. La siesta permite que tu cerebro asocie las ideas que quedaron sueltas para abrir caminos nuevos con extraordinaria creatividad.

Ayuda a completar los ciclos del sueño

Según un artículo publicado en la versión online de la revista estadounidense Newsweek, el cerebro necesita un descanso de vez en cuando y una siesta de 20 o 30 minutos, al parecer, le ayuda a refrescarse y seguir funcionando satisfactoriamente.

Según los expertos, la siesta perfecta tiene una duración de 20 minutos y es mejor llevarla a cabo durante el transcurso del día a hacerlo 20 minutos seguidos por la mañana.

Por el contrario, los efectos beneficiosos de la siesta desaparecen cuando el tiempo sobrepasa los 45 minutos. Por ello, incluso hasta 35 minutos son aceptables ya que éste es el tiempo necesario para que el organismo descanse y permita que las neuronas del cerebro se recuperen.

También puede interesarte: El buen y el mal dormir