Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Andropausia, un mal de hombres

Por: Diabetes Juntos x ti 22 Sep 2009
Algunas de sus manifestaciones comienzan a los 40: pérdida de la libido, irritabilidad y sudoración excesiva.
Andropausia, un mal de hombres

hombreLa andropausia, es el proceso por el cual las capacidades sexuales del hombre merman con la edad, entre otras funciones orgánicas, resultado de los bajos niveles de testosterona en el organismo.

Este fenómeno conocido como Síndrome de Adam (Deficiencia Androgénica en el Adulto Mayor, por sus siglas en inglés) llega con los 40 años de edad, cuando los hombres comienzan a experimentar cambios biológicos y pierden paulatinamente la hormona testosterona. Sin embargo, diez años después, el deterioro es mayor y se traduce en pérdida de la vitalidad, disminución de la libido e, incluso, interrupción de la vida sexual.

Te recomendamos este video

El doctor Héctor Meza Vázquez, jefe del Servicio de Andrología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, declaró que aunque el término andropausia es paralelo al de menopausia, existen grandes diferencias: al contrario de la mujer, en el hombre el síndrome avanza en forma paulatina y sigue produciendo hormonas, aunque en menor cantidad.

Agregó que las manifestaciones más comunes son: cansancio, irritabilidad, sudoración excesiva, trastornos del sueño, resequedad en la piel, pérdida de la libido, incremento de la grasa corporal y disfunción eréctil. La andropausia puede llevar al desarrollo de problemas cardíacos y la descalcificación de los huesos.

Ante ello, será necesario determinar la cantidad presente de calcio y prescribir medicamentos. El especialista informó que algunos pacientes no saben que padecen el síndrome; sin embargo, estableció que al hacer una proporción de 10, seis tienen dificultad para la erección y la mitad de estos últimos, tienen andropausia.

Cuando se detecta la presencia de andropausia en un hombre, es comñun que se practiquen exámenes de la próstata, antígeno prostático (proteína de síntesis exclusiva en esta glándula) y, en caso de ser necesario, se practica al paciente un ultrasonido transrectal para descartar cáncer. Además se deben practicar un electrocardiograma, pruebas para determinar la densidad mineral ósea, además de perfil de lípidos y análisis de sangre para medir la cantidad de testosterona total que se encuentra en el cuerpo.

Una vez que se conoce el estado general del paciente, se procede a un tipo de terapia de remplazo hormonal, que consiste en suministrar una dosis de testosterona inyectable, cada 21 días, con la finalidad de compensar su falta en el organismo.

Posteriormente, se brinda consulta para seguimiento y control del derechohabiente, cada seis meses, así como estudios de laboratorio una vez al año.

No encontramos notas relacionadas.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas