Nuestros sitios
Compartir

Cuida tu piel de la resequedad

Por: Diabetes Juntos x ti 22 May 2013
Consejos para mantener una piel bella y sana a pesar de la Diabetes
Cuida tu piel de la resequedad

Cuidar tu piel puede parecer una tarea complicada, sobre todo cuando de Diabetes se trata pues evitar que se reseque debe estar entre tus prioridades. Por ello debes tener especial cuidado en zonas como brazos, piernas, muslos, y costados del abdomen, pues son estas partes del cuerpo las que se resecan com mayor frecuencia.

Causas de la resequedad

Cuando la piel pierde humedad, comienza a resecarse, lo que provoca que ésta pueda puede agrietarse, exfoliarse, irritarse o inflamarse.

Te recomendamos este video

Algunos motivos por los que la piel puede resecarse son los baños frecuentes, sobre todo cuando se utilizan jabones demsiado fuertes. Lo mismo ocurre con los eccemas, que son pequeñas lesiones en la piel, caracterizadas por inflamaciones y enrojecimeinto en un parte específica del cuerpo.

Síntomas

Te darás cuenta que tu piel comieza a resecarse cuando los siguientes sintomas se hagan más notorios:

  • Descamación
  • Picazón
  • Fisuras en la piel

Cómo cuidar tu piel

PUBLICIDAD

Humecta tu piel por lo menos dos o tres veces al día. De preferencia utiliza cremas o lociones que no contengan alcohol, aromas, colorantes ni otras sustancias químicas. Obtendrás mejores resultados cuando la aplicación sea sobre la piel húmeda o mojada.

Es recomendable que después de lavarte o bañarte, seques tu piel dando pequeños golpecitos e inmediatamente apliques la crema o loción humectante, esto ayudará a que tu piel atrape la humedad con mayor facilidad.

Evita usar ropa que eleve la temperatura de tu cuerpo pues el sudor puede empeorar los síntomas, así como los cambios bruscos de temperatura.

Recuerda tener especial cuidado si sufres de alergias en la piel y no olvides tomar abundante agua.

Cuidados al bañarte

  • Disminuye el contacto diario con el agua o acorta el timepo de ducha.
  • Utiliza limpiadores para el cuidado de la piel en lugar de jabones regulares. Sólo utilízalos en partes delicadas como lo son cara, axilas, área genital, manos y pies.
  • No te frotes ni seques la piel demasiado fuerte o por mucho tiempo.
  • Ten especial cuidado en épocas del año donde el aire y el frío son más intensos.

Recuerda que si sientes picazón sin una erupción visible, no puedes dormir por las molestias y comienzas a tener cortaduras o úlceras abiertas a causa del rascado, debes consultar a tu médico de inmediato. No olvides que el cuidado de tu piel también es muy importante y mantenerla sana te hará verte y sentirte mejor.