Nuestros sitios
Compartir

Hidroterapia: el poder sanador del agua

Por: Diabetes Juntos x ti 28 Mar 2014
¿Quieres saber más?
Hidroterapia: el poder sanador del agua

La idea de curar con agua es muy antigua, incluso, en muchas religiones tiene una presencia muy especial, pues se considera que no sólo es capaz de limpiar el cuerpo, sino también el espíritu. Además, el agua siempre se ha considerado un agente terapéutico.

¿Qué es la hidroterapia y en qué consiste?

La hidroterapia es el proceso terapéutico que consiste en el tratamiento de todo el cuerpo o de algunas de sus partes con agua a temperaturas variadas. Su método incluye, además, ejercicios físicos, uso de hierbas medicinales y una dieta saludable.

Te recomendamos este video

Estos estímulos producen la vasoconstricción sanguínea, a partir del enfriamiento del cuerpo caliente, en contacto con el agua fría, y como reacción inmediata la vasodilatación, lo que estimula un aumento de la circulación sanguínea. Según los seguidores de la hidroterapia, este ejercicio ayuda a la limpieza y eliminación de sustancias patógenas a través del aumento de glóbulos blancos y aumento del oxígeno a causa de la mayor producción de glóbulos rojos que lo transportan. Los estímulos térmicos también producen que la piel elimine toxinas.

Por otra parte, la musculatura se calienta en contacto con el frío y posteriormente se relaja naturalmente con el calor y aprovecha la resistencia que ejerce el agua para tonificar los músculos débiles. Esta es la razón, por ejemplo que después de practicar yoga, se necesita un baño con agua fría.

Beneficios

PUBLICIDAD

Según los practicantes de esta terapia, existen diferentes padecimientos que pueden mejorar con esta práctica, pero particularmente la recomiendan para prevenir la aparición de enfermedades, ya que activando la eliminación de toxinas el cuerpo se fortalece y recupera la confianza en si mismo participando en este gran proceso de autocuración por medio de la regulación térmica.

Antes de someter el cuerpo a el agua fría, es necesario haber realizado ejercicio físico. El agua tiene rutas de aplicación dependiendo los padecimientos, por lo que la hidroterapia se debe practican con ayuda de un profesional.

Se recomienda no secar el cuerpo ya que la humedad que queda en él favorece la reacción y es útil para el sistema nervioso. Después de esto es importante permanecer abrigado por media hora.