Nuestros sitios
Compartir

Nekutli: algo más que jarabe de agave

Por: Fernanda Ortega 18 Nov 2021
Conoce la historia de Nekutli, empresa mexicana de jarabe de agave, ganadora de un Goula Awards, por impulsar la economía de Cuquío y El Valle del Cardonal.
Nekutli: algo más que jarabe de agave

La historia de Nekutli, empresa mexicana, pionera en la producción de jarabe de agave, es una muestra de las odiseas que viven muchos negocios en nuestro país, sin importar si son grandes o pequeños.

De igual forma, es una prueba de que todo sucede por una razón, y de que las amenazas pueden convertirse en valiosas oportunidades.

Por Fernanda Ortega.

Los inicios

Te recomendamos este video

En 1992, ante una crisis fitosanitaria en el área de Tequila, Jalisco, a Manuel Cruz, empresario de la región, se le ofreció sembrar agave para dos tequileras, en Cuquío, municipio cercano a Guadalajara y uno de los más marginados del país, en aquel entonces.

“Se firmó un contrato para producirles agave azul bajo su supervisión y apoyo, ya que nosotros no lo sembrábamos”, cuenta don Manuel, en entrevista con motivo de su reciente premiación en los Goula Awards.

Debido a los tiempos de crecimiento y cosecha del agave -entre 7 y 8 años-, el empresario solicitó créditos bancarios para solventar los gastos en ese periodo. Tenía la certeza de que podría cubrir los pagos al momento requerido.

Sin embargo, como en toda historia digna de contarse, llegaron las adversidades. “Para cuando nosotros estábamos cosechando, ocurrió una sobreproducción de agave en la región. Ellos [las empresas tequileras], en lugar de pagarlo al precio pactado, lo querían comprar al 10% de su costo”, menciona Cruz. Y en medio del “estira y afloje” entre ambos lados, los plazos de pago empezaron a vencerse, de manera que los bancos embargaron terrenos y propiedades del empresario.

Desarrollo del jarabe de agave

De una situación crítica, surgió la oportunidad. Aprovechando el beneficio que tiene el agave debido a su durabilidad -hasta 2 años después de su estado ideal-, Manuel Cruz optó por hacer algo con toda aquella materia prima que tenía. Así nació Nekutli.

Agave contra la diabetes

Junto con varias universidades, como la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad de Viena y la Ibero, así como con instituciones como el CONACYT y la Asociación Mexicana de Pediatría, Manuel y su equipo iniciaron los estudios alrededor del agave y sus propiedades.

Tras dos años de pruebas y capacitaciones, produjeron su primer lote de jarabe de agave, certificado como orgánico. Un logro dentro de la industria alimentaria mexicana, pero que, por la falta de apoyo y confianza, no tuvo éxito en México.

Búsqueda de oportunidades

Derivado de esta y otras situaciones, Nekutli, que en náhuatl significa el jugo sagrado del agave, empezó a exportar su producto a diferentes países. Ahora, ya no solo colaboraba con los pobladores de Cuquío, sino también en Hidalgo con los hñahñu, uno de los pueblos originarios de México, que reside en la zona centro del país.

El jarabe empezó a ser bien recibido en Estados Unidos, al tiempo que diversas ONG se interesaban en el proyecto, debido a la relación entre las partes antes mencionadas. Su popularidad, y por supuesto, las ventas, aumentaron cuando un importante periódico estadunidense publicó un reportaje de esta sociedad, el cual tuvo eco en el programa de Oprah Winfrey, uno de los más vistos en aquel país.

Comercio justo

Con el éxito del jarabe de agave en Estados Unidos, el comercio justo entre Nekutli y sus productores, se solidificó mucho más. “Un alto porcentaje de las utilidades las destinamos para que la gente de las comunidades hñahñu ya no habitara en casas de hoja de agave, y hacerles viviendas completas”, cuenta don Manuel. De igual forma, se hicieron mejoras en El valle del Cardonal, tales como una escuela, un comedor comunitario, una clínica, así como capacitación a las comadronas del lugar.

Este modus vivendi por casi 20 años, llevó a la compañía a hacerse acreedora de un Goula Awards. Dicha premiación reconoce a aquellas empresas mexicanas con buenas prácticas de negocio, para seguirlas fomentando. En este año, Nekutli ganó la nominación a “Mejor producto en impulsar el desarrollo económico de una comunidad”, lo que según don Manuel, les lleva a “seguir esforzándose y apoyando a los pobladores de Cuquío y a los hñahñu.”

Otro de sus objetivos empresariales, es lograr acreditarse mucho más en México. Para ello, está realizando procedimientos y negociaciones necesarios para comercializar sus productos en cadenas de supermercados.

¿Qué ofrece Nekutli?

Tras más de 15 años de investigación, este negocio ha ampliado su oferta a base del agave. Además de producir el jarabe de dicha planta, fabrican cereales, helados, snacks, mermeladas, miel de agave, y edulcorantes. Los procedimientos son orgánicos y están certificados, lo que hace que estos productos sean confiables y beneficiosos para la salud.

Jarabe de agave, alternativa al azúcar

También, los insumos son aptos para pacientes con diabetes, ya que contienen un índice glucémico de 23, que los hace más saludables que la miel de abeja y otros endulzantes.

Te invitamos a conocer su variedad de productos en su tienda en línea, así te cuidas, mientras contribuyes al desarrollo de las comunidades de Jalisco e Hidalgo.

 

LEE MÁS CONTENIDO