Nuestros sitios
Compartir

¿Para qué sirven los búlgaros? Te contamos qué son y sus beneficios

Por: Fernanda Ortega 03 Ene 2022
¿Has escuchado de los búlgaros ? Si aún no los has incluido en tu dieta, ¡anímate a hacerlo! Sus beneficios son varios para tu salud.
¿Para qué sirven los búlgaros? Te contamos qué son y sus beneficios

¿Has escuchado hablar de los búlgaros de leche? Tal vez su aspecto a primera vista no te parezca muy atractivo, sin embargo, los beneficios que tienen para tu salud, son bastantes. Conócelos y anímate a incluirlos en tu dieta.

Por Fernanda Ortega.

Los búlgaros son bacterias positivas, que pertenecen al género Gram. Son consideradas facultativas, debido a que tienen la capacidad de convertir la lactosa y otros azúcares en ácido láctico. En cuanto a su aspecto, son pequeñas bolitas de color blanco, parecidas a arroz con leche o a una coliflor; hablando de su olor, este es algo ácido, parecido al del jocoque o al yogurt natural.

Te recomendamos este video

Estos organismos se cubren con leche, misma que fermentan y de la que se obtiene el kéfir, una especie de yogurt, en el que se encuentran sus beneficios para nuestro cuerpo.

¿Qué beneficios tienen los búlgaros?

El más grande favor lo notarás en tu aparato digestivo, porque son excelentes aliados para combatir o calmar gastritis, colitis, diarrea y estreñimiento, en poco tiempo. De igual manera, es recomendable consumirlos después de un tratamiento con antibióticos fuertes, ya que generalmente el tracto digestivo se irrita con dichas sustancias.

Por otro lado, los búlgaros ayudan a mejorar el sistema inmunológico, debido a que contienen una gran cantidad de probióticos. También, son buenos antiinflamatorios, y al ser fáciles de digerir, pueden ser consumidos por personas intolerantes a la lactosa.

¿Qué son los probióticos?

¿Cómo prepararlos?

El procedimiento es sencillo, pero no por eso deja de ser puntual, ya que de no darles la atención y los cuidados necesarios, podrían morir.

búlgaros-dieta

Créditos al autor

  1. En un recipiente de vidrio o plástico, coloca los búlgaros.
  2. Cúbrelos con leche entera. Es importante que sea este tipo de leche, de lo contrario, los búlgaros no producirán kéfir y morirán en poco tiempo.
  3. Tapa el recipiente con manta de cielo, un paño poroso o una malla, así los gases derivados de la fermentación podrán salir. Los búlgaros no deberán estar en contacto con metal.
  4. Coloca el recipiente en un lugar fresco, y de preferencia alejado de la luz. Deja reposar por 24 horas para que se logre el fermento. Podrás dejarlos como máximo 36 horas con la misma leche.
  5. Cuela los búlgaros sobre otro recipiente para obtener el kéfir. Este sí deberás refrigerarlo en caso de que te haya sobrado después de servirte,
  6. Después de haberlos colado, lávalos con agua potable o pura, y escúrrelos por 10 minutos, Deposítalos en un recipiente de plástico o vidrio, limpio, y vuélvelos a cubrir de leche para que inicien otro proceso de fermentación.

Puedes acompañar tu fruta, granola o semillas del kéfir. O bien, te puedes animar a hacer galletas o gelatinas.

LEE MÁS CONTENIDO