Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Parálisis Facial

Por: Diabetes Juntos x ti 09 Jun 2016
La parálisis facial o parálisis de Bell es poco común en la infancia y no existen evidencias de predominio por raza, sexo o contagio. Sin […]
Parálisis Facial

La parálisis facial o parálisis de Bell es poco común en la infancia y no existen evidencias de predominio por raza, sexo o contagio. Sin embargo, a medida que vamos adquiriendo mayores responsabilidades, estamos más propensos a este problema debido al estrés en el que vivimos. La parálisis facial es un trastorno del nervio muscular de la cara que controla muchos movimientos, llamado facial o séptimo nervio craneal. El problema implica un debilitamiento del músculo facial, ya sea en el lado derecho o izquierdo de la cara, y en casos severos se presenta en ambos lados. Conoce las razones de su aparición y las mejores opciones para prevenirla.

Parálisis Facial

La parálisis de Bell implica una pérdida de expresión facial completa o incompleta de un lado de la cara, también conocida como descolgamiento. Quienes la padecen, presentan dolor de cabeza, dificultad al cerrar alguno de los ojos, así como incomodidad para comer o beber, por ejemplo, puede que la comida se salga de la boca o se pierda el sentido del gusto. También presentan problemas para reírse, y tienen la boca y ojo reseco (ausencia de lágrimas).

Causas

Te recomendamos este video

La parálisis facial puede ser ocasionada por varios motivos, siempre originados por un sistema inmunodeprimido, es decir:

-Un alto grado de estrés.

PUBLICIDAD

-Una fuerte depresión.

-Cambios bruscos de temperatura, de caliente a frío.

-En algunos casos de embarazo.

-Una infección por virus o bacterias podría desatar los primero síntomas, como el herpes zóster que afecta los nervios periféricos.

-Aparece también por infección en los oídos u otitis.

-Por una sarcoidosis que ocasiona la inflamación de los ganglios linfáticos ubicados detrás de los oídos, así como la parte posterior del cuello, las cervicales y los oídos, provocando inflamación en los nervios y músculos faciales, lo que resulta en la limitación de movimientos en el rostro.

paralisis-facial-1

Síntomas

No se sabe en qué momento aparece, pero hay ciertos síntomas que pueden ser detectados dos o tres días antes de que la parálisis facial se presente, como:

-Dolor intenso de cabeza y pómulos

-El labio o el párpado brincan

-Sensación de piquetes en el párpado

-Molestia en el ojo, como si se tuviera una basurita

-Lagrimeo constante

-Vista borrosa

Tratamiento y prevención

Hay dos grados de parálisis de Bell: periférica, que se da en un solo lado de la cara, o central, que es la pérdida total de la movilidad facial, es el tipo más agresivo y a veces sólo es posible la recuperación mediante una cirugía.

Se recomienda comenzar con el tratamiento en el transcurso de las primeras 72 horas de haberse presentado el suceso y aunque la recuperación toma algunos meses, dependerá mucho de la edad de quien la padece y el tiempo que lleve con el problema.

Lo ideal sería tener un tratamiento que combinara la medicina tradicional (corticoides o esteroides) con la medicina alópata (mesoterapia segmental con aminoácidos), así los meses de recuperación serían pocos.

Existen secuelas derivadas de esta enfermedad, por ejemplo, el ojo del lado que presentó la parálisis se hace más pequeño que el otro, y también se puede notar en la sonrisa, ya que la boca se va levemente de lado.

La buena noticia es que puedes hacer un masaje facial para ejercitar, tonificar y relajar los músculos de la cara. Este ritual es especialmente importante a partir de los 25 años.

paralisis-facial-2

Además puedes buscar un reforzamiento celular usando una técnica de mesoterapia segmental con aminoácidos, aplicada por un Médico Homeópata. También es importante fortalecer tu cuerpo con multivitamínicos del complejo y alimentos que contengan proteínas y vitamina B.

 

Fuentes: Ruth Moreno Díaz, Especialista en Homeopatía y Osteopatía con Terapia Segmental Estetohomeopática en Acupuntura Alemana; División Técnica de Infromación Estadística en Salud de la SSA; Julieta Vargas Tavera.

NOTAS RELACIONADAS