Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Bacterias y sobrepeso
Comparte
Compartir

¿Qué provoca la obesidad en niños mexicanos?

Por: Diabetes Juntos x ti 27 Abr 2016
La evidencia apunta hacia varias razones. ¡Conócelas!
¿Qué provoca la obesidad en niños mexicanos?

La obesidad infantil va en aumento y las razones siguen en discusión. Se cree que los niños actualmente son más sedentarios que antes, debido a los videojuegos y la televisión. También se considera que los productos actuales y económicamente accesibles tienen alto contenido de sal y azúcar refinada. Cualquiera que sea la causa, lo cierto es que un cambio es necesario y urgente, de esta manera se podrán evitar enfermedades como la Diabetes.

¿Qué provoca la obesidad en niños mexicanos?

Existen diversos grupos de expertos que sostiene que la obesidad infantil se ocasiona por una razón en particular. Cecilia García, Nutrióloga y académica de la Universidad Iberoamericana, nos dice algunas de ellas y nos aclara cuál, a su consideración, puede se la razón real.

  • Alimentos concentrados en azúcar. Hay quien dice que los responsables de la creciente obesidad son los alimentos concentrados en azúcares, sobre todo las bebidas como los refrescos.
  • Dieta rica en carbohidratos. Otros alegan que las recomendaciones de carbohidratos en la dieta deberían modificarse y favorecer más el consumo de alimentos ricos en proteínas (como las de origen animal), por encima de aquellos ricos en almidones (como los cereales), sobre todo cuando son refinados; porque es el consumo excesivo de harinas refinadas lo que nos ha llevado a subir de peso.
  • Alto consumo de productos industrializados. Otros grupos de expertos y de consumidores creen que los productos industrializados son los responsables de nuestra ganancia de peso como sociedad. Los visualizan como alimentos “malos” que por la adición de “químicos” contribuyen a la ganancia de peso.

Te recomendamos este video

que-provoca-la-obesidad-en-ninos-mexicanos-1

Lo que dice la experta sobre la obesidad

La clave está en consumir una dieta equilibrada y suficiente que incluya alimentos de todos los grandes grupos y que sea variada en los ingredientes, alimentos y preparaciones que elegimos.

PUBLICIDAD

Para evitar la obesidad debe haber un balance entre la alimentación y el gasto energético, es decir, estaremos obesos si tenemos un exceso en el consumo de calorías y poca actividad física (un pobre gasto de energía). En otras palabras, por tener un manejo inadecuado de porciones en la dieta, al elegir alimentos de alta densidad energética con mayor frecuencia, combinado con el tiempo excesivo que pasamos sentados y sin movernos.

La combinación de todos estos factores, más otros relacionados con el pobre descanso y la gran ansiedad que vivimos como sociedad, ha roto el equilibrio entre las calorías ingeridas y las gastadas. Según la Organización Mundial de la Salud, los mexicanos consumimos más de 3mil 600 calorías per cápita todos los días, cuando la recomendación promedio es de 2 mil calorías.

Si consideramos lo anterior, notamos que es la combinación de nuestra dieta, hábitos y estilo de vida lo que al final determina la capacidad de mantenernos en un peso saludable o no.

Por ello, es indispensable trabajar en el cambio de conductas, a través de la promoción de estilos de vida saludables, para que con la información suficiente y herramientas necesarias todos seamos capaces de armar platillos completos y adecuados a nuestras necesidades y situación de vida.