Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

¿Cómo saber si tengo hígado graso?

Escrito por:
Comparte la nota

El hígado graso no alcohólico puede ser una condición asintomática pero si tienes factores de riesgo y te preguntas “cómo saber si tengo hígado graso”, te decimos qué exámenes debes practicarte.

¿Cómo saber si tengo hígado graso?

Si bien la esteatosis hepática o hígado graso no alcohólico se presenta en diversos grados, es importante detectarla a tiempo porque pueden culminar en cirrosis, una afección en la que el hígado se deteriora lentamente y funciona mal debido a una lesión crónica. El tejido sano del hígado se sustituye por tejido cicatricial por lo que se bloquea parcialmente la circulación de la sangre a través de este órgano.

PUBLICIDAD

Tienen mayor riesgo de tener hígado graso no alcohólico quienes padecen:

  • – Sobrepeso
  • – Obesidad
  • Diabetes
  • – Hipotiroidismo
  • – Ovario poliquístico

A las personas con antecedentes familiares de Diabetes se les aconseja que se realicen un examen, al menos una vez en la vida, para descartar hígado graso.

Exámenes necesarios

Esta enfermedad puede pasar desapercibida porque, la gran mayoría de las veces es asintomática y, solamente se detecta en un chequeo médico que incluya:

  1. 1. Exploración física.
  2. 2. Exámenes de laboratorio (perfil hepático).
  3. 3. Ultrasonido hepático, para descartar inflamación y acumulación de líquido.

Además es importante, se tenga o no Diabetes, emprender acciones que cuiden la salud de hígado, como tener un estilo de vida saludable, evitar el exceso de alcohol o reducir el consumo de alimentos ricos en carbohidratos e industrializados.

Síntomas posibles

Cuando existen síntomas significa que la enfermedad está más avanzada y pueden ir desde cansancio, fatiga y debilidad; hasta un agrandamiento del hígado o dolor en la zona superior derecha del abdomen.

Cuando esta condición ya evolucionó hasta convertirse en cirrosis por hígado graso puede haber cúmulo de líquido en el abdomen, hinchazón en las piernas, otros órganos afectados -como el bazo- y cambio en el color en la piel (amarillo).

Fuente: José Antonio Velarde Ruiz Velasco, Gastroenterólogo del Hospital Civil de Guadalajara y miembro de la Asociación Mexicana de Gastroenterología.

También lee:

7 consejos para prevenir el hígado graso

Hígado graso y Diabetes

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10