Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Sexo con dolor, ¿a qué se debe?

Por: Diabetes Juntos x ti 10 Nov 2015
¿Experimentas molestias durante las relaciones sexuales? No ignores el problema, ni lo consideres normal, hay solución.
Sexo con dolor, ¿a qué se debe?

La sexualidad es un tema importante cuando se tiene Diabetes, pues muchas veces, ésta causa problemas físicos tanto en hombres y mujeres que pueden llevar a que los encuentros no sean tan placenteros. En los hombres, por lo general, el mal manejo de los niveles de glucosa, lleva a presentar disfunción eréctil, pero en las mujeres, el problema se torna más complejo, pues va desde falta de apetito sexual, resequedad vaginal hasta relaciones dolorosas.

La razón puede estar en que los altos niveles de glucosa en sangre, estén favoreciendo infecciones vaginales. Resignarse es erróneo. Y también arriesgado. Las relaciones sexuales dolorosas señalan problemas que requieren un diagnóstico y, también, tratamientos específicos. La dispareunia, como se denomina este trastorno, puede deberse a distintas causas.

Te recomendamos este video

Si te estás enfrentando a este problema, te recomendamos que acudas lo antes posible al Ginecólogo, para saber cuál es su origen y cómo hay que intervenir.

Infecciones frecuentes

PUBLICIDAD

¿El dolor está asociado a escozor y resequedad? En este caso, es probable que la dispareunia se deba a una infección vaginal. Estos son algunos agentes infecciosos que la pueden causar:

  • Candida. Se trata de un hongo que vive normalmente en la vagina, pero que, a veces, puede volverse agresivo. ¿Los motivos? Los antibióticos o el uso de jabones íntimos poco delicados. El problema se pone de manifiesto a través de la dispareunia, pero también mediante secreciones densas y blancas, prurito, resequedad y enrojecimiento. El tratamiento incluye cremas con óvulos vaginales con antifúngicos, o bien medicamentos con los mismos principios activos, que se toman por vía oral. El tratamiento se debe extender, también, a la pareja, para evitar que la infección pueda pasar de uno a otro.
  • Infección por tricomonas. Se caracteriza por la aparición de flujo amarillo-verdoso, muy fluido y espumoso, acompañado por escozor y dolor durante las relaciones sexuales. Se trata mediante cremas, lavados u óvulos a base de sustancias tricomonicidas para las formas más ligeras.
  • Herpes genital. Provocado por un virus (herpes), afecta a los genitales externos, que se cubren de vesículas que duelen mucho. El tratamiento consiste en cremas y fármacos a base de antivíricos, que se administran a ambos miembros de la pareja, al menos, durante 5-7 días.
  • Clamidia. Provocada por un microorganismo (la clamidia) que se transmite por vía sexual y que, en un primer momento, no provoca ningún trastorno. Sólo en una segunda fase, se manifiesta con dolor durante las relaciones sexuales. Si no se trata, puede causar esterilidad. Se trata por medio de antibióticos por vía oral, que también debe tomar la pareja.
  • Condilomas. Son pequeñas excrecencias, localizadas en los labios mayores y menores, en el periné, en la zona anal y en la vagina, provocadas por el virus papiloma. Se eliminan con microcirugía (láser o electrobisturí), crioterapia (frío) o termocauterización (calor).

Otra causa frecuente es la endometriosis. Una enfermedad caracterizada por un crecimiento irregular del endometrio, un tejido que, normalmente, cubre sólo la cavidad del útero, pero que, en este caso, prolifera también sobre los ovarios, las trompas, el periné y el recto, provocando un profundo dolor, que se manifiesta durante las relaciones sexuales, esta enfermedad no guarda ninguna relación con la Diabetes.

Platica con tu ginecólogo si estás experimentando molestias durante las relaciones sexuales y recuerda que una forma de prevenir infecciones vaginales es controlando tus niveles de glucosa, ya que si están altos, favorece el crecimiento de hongos y bacterias.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas