Nuestros sitios
Compartir

Síndrome de Burn-Out

Por: Diabetes Juntos x ti 27 Jul 2015
El trabajo en exceso y el estrés ocasionan el Síndrome de Burn-Out
Síndrome de Burn-Out

Sin duda sería ideal que pudiéramos realizar nuestras actividades laborales siempre en calma y relajados. Pero hay ocasiones en que son tantas, que nos sentimos muy presionados y el estrés parece dejarnos sin salida.

Lo que tienes que hacer es relajarte. Sí, sabemos que a veces no es sencillo, pero la clave está en que siempre recuerdes tus capacidades y habilidades. Respira lentamente cuando te sientas desesperado, tranquilízate y concéntrate en lo que estás haciendo.

Te recomendamos este video

Además, siempre es bueno tomar un pequeño descanso, porque el trabajo sin pausa puede saturarte hasta llegar a un estado de estrés laboral crónico, del cual resulta el Síndrome de Burn-Out o de desgaste profesional. Éste aparece cuando una situación del trabajo te sobrepasa y disminuye la capacidad de aceptación.

Características del Síndrome de Burn-Outestrés-salud

El Síndrome de Burn-Out está caracterizado por:

  1. Despersonalización. Cambio negativo de actitudes.
  2. Cansancio emocional. Desgaste, agotamiento, fatiga.
  3. Falta de realización personal. Autoestima baja y negativa.

Este padecimiento puede provocar ausentismo laboral, dependencia de algún medicamento o droga, e incluso un incremento en el índice de suicidios. Puede ser generado por la sobrecarga laboral, el mal pago, la falta de recursos y la presión de cumplir con un horario.

Los grupos más vulnerables ante este síndrome son los profesionales de sanidad, enseñanza, servicios públicos y servicios sociales.

¿Cuáles son los síntomas del burn out?

Para saber si presentas este trastorno, puedes evaluar los siguientes síntomas:

  • Fisiológicos. Cansancio físico, resfriados constantes, alteraciones en el apetito, contracturas musculares dolorosas, dolores de cabeza, hipertensión arterial, arritmias cardiacas, disfunciones sexuales, trastornos gastrointestinales.
  • Psicológicos. Frustración laboral, tristeza, irritabilidad, ansiedad.
  • Conductuales. Ausentismo, hostilidad, actitudes conflictivas, distanciamiento con los demás, falta de concentración, aumento de consumo de café, alcohol, cigarros, drogas y medicinas.

¿Qué hacer?

El Síndrome de Burn-Out tiene varias complicaciones que repercuten en tu vida diaria, tanto personal como laboral. Es posible que te sientas tan mal y deprimido, que surja en ti el deseo de abandonar tu trabajo y caer en algún vicio. Además, la inseguridad y la frustración son factores que te pueden estresar.

Si el estrés, la baja autoestima y los problemas laborales no te abandonan, necesitas ayuda profesional. Es muy importante que confíes en tu terapeuta para que, juntos, encuentren el punto en que te sientas bien contigo mismo y con tu trabajo. Todo es cuestión de querer, verás que se solucionan tus problemas.

Lo anterior se debe a que la psicoterapia reorienta la mentalidad, reeduca los hábitos de trabajo y ayuda a controlar el estrés.